9/05/2013

Si es que sí, lo sabré cuando muera. Si es que no, ¿qué me importará entonces?


¡Qué tonterías piensa uno por las noches! Pero existiendo la duda ¡qué tontería sería no meditar sobre ello!

Ahora parte de la sociedad está tan de lado de las no-creencias como lo estaba hace años por las creencias. Pura rebeldía, cómo cuando el surrealismo quiere acabar con el naturalismo.

A veces coloco a la misma altura de la balanza las mentes que afirman como las que niegan, y eso que yo tiendo más a no creer, como ellas. Y cuando me atrevo a adelantarme a la muerte y decir que no hay nada, si acierto es pura suerte.

No comments:

Post a Comment