3/23/2017

Ponerse en primer lugar no es egocéntrico, sino sano.

  • Cómo últimamente tengo muchas cosas sobre las que desahogarme, voy a expresarlas por entradas poco a poco. Aquí la primera:


¿Qué diferencia hay entre "quererse" y "ponerse a uno mismo en primer lugar" que hace que una sea totalmente aceptada por la gente y otra cause alarma? ¿Es que acaso hay que valorarse pero solo lo justito? Entre estos dos términos no hay ninguna diferencia, sino una mala relación entre el segundo y lo negativo. A menudo vemos personas egocéntricas que se portan mal con el resto y asociamos que toda actitud donde una persona se de mucha importancia es mala. Sin embargo, ponerse uno en primer lugar en su vida, cuando lo haces realmente y no solo de cara a la galería, no es egocéntrico, es tener autoestima, lo mismo que quererse. Y es precisamente aquello de lo que carece la gente egocéntrica, de autoestima. Es por eso que tratan mal a los demás para compensarlo.

Por eso, cuando de verdad te pones a ti en primer lugar, aunque puedas no ser tan dependiente y eso se relacione con una falta de interés, simplemente te estás sintiendo bien contigo mismx y eso va a hacer que no tengas los comportamientos dañinos de la persona egocéntrica. Es decir, es algo positivo.

Y este punto no es el único en el que la cultura nos corta el hambre de vivir en nombre de la moral. Nos encontramos a menudo con la famosa frase "el deber siempre va antes que el placer", que es lo mismo que decir que el utilitarismo está por encima de tu salud mental. Y poner tu salud mental por encima de lo demás no es irresponsable, ¡sino necesario!

Pensar que el que alguien se ponga su salud mental en primer lugar es egoísta es una idea bastante casposa y más cuando viene de personas que a menudo recomiendan a la gente que se quiera. Resulta que tienen razón, para no depender de los demás, para no enfadarte porque nadie viene a salvarte cuando estás mal, para evitar la toxicidad, hay que quererse, hay que quererse primero. Y así darás lo que quieras dar porque te apetezca darlo, lo harás mejor y no porque estés mal y necesitas que alguien te devuelva esa moneda en el acto, sino porque te apetece y puedes permitirte decidir que hacer independientemente de lo que los demás hagan. No olvidemos que muchas veces va a ser esa salud la que te permita levantarte de la cama y hacer lo que tengas que hacer, incluso ayudar a otrxs.

Por último, me pregunto si toda este escándalo que causa el quererse mucho, mucho, no es sino lo verdaderamente tóxico y egoísta aquí. Si no habrá detrás la frustración de sentir que otrxs pueden liberarse de sus complejos y tú no.

No comments:

Post a Comment